La editora Lourdes Castañón en la XV Feria Internacional del Libro en el Zócalo.

La muerte desde otras perspectivas

  • En martes 13, llegó a la XV FIL en el Zócalo de la Ciudad de México una obra que nos relata la caza de un asesino furtivo;
    personas alrededor de una ventana, una maldición familiar y seres de oscuridad en Día de Muertos
  • Lourdes Castañón se encargó de presentar “Necrópolia, Horror en Día de Muertos” y de destacar las bondades,
    las libertades 
    y la seriedad de la literatura de terror

Fotos: Discurso y Debate

> Una Ciudad Mortuoria

Presentación del libro “Necrópolia” (Ediciones Lulú, México, octubre 2014) en la XV Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México por la antologadora Lourdes Castañón. 13 de octubre de 2015:

La antologadora Laura Castañón.

La antologadora Lourdes Castañón.

El Día de Muertos sigue siendo una fecha especial para los mexicanos. Tiene ése no sé qué que qué sé yo. Se supone que recordamos a nuestros queridos difuntos, esto implica tristeza, nostalgia, añoranza y debiera ser sólo eso. Sin embargo, la llenamos de colores, de adornos, de comida, de dulces. Hacemos de la ocasión una fiesta, una celebración.

La estética de la misma es mágica, para quienes aún tenemos capacidad de asombro la esperamos con ansia todos los años. Sin embargo, hasta ahí se queda, en una simple celebración familiar. ¿Y qué tal si traspasamos esas fronteras y llevamos la fiesta a otros terrenos? ¿qué tal a la literatura? Y en el mejor de los casos, a la literatura fantástica/terrorífica.

 

En un país como México, las convocatorias literarias aún siguen concentrándose en pocas manos. Las pocas que se hacen a nivel independiente, underground o de forma alternativa parecen estar estancadas en lo general y no salen de ahí, no se atreven a ir a lo particular, a lo específico, no se arriesgan.

Revisemos las listas de concursos y certámenes organizados por ejemplo en España y Argentina, donde el número de convocatorias por mes es altísimo en comparación con México. Y uno puede irse de espaldas porque al leer todas y cada una de sus convocatorias, nos daremos cuenta de que toman, de un universo grande y general, algo muy puntual y concreto.

Particularmente en España, justo por estas fechas salió un concurso literario con el siguiente título: “Cómo acabar con Halloween de una vez por todas”. El único requisito que pedían en dicha convocatoria era dejar volar la imaginación a partir de esta premisa en un cuento no mayor a 8,000 palabras.

La especificidad del tema pareciera de entrada una limitante. Pero si nos detenemos a ver, puede ser una orientación o guía para el escritor o incluso un desafío ante algo tan particular. La literatura debiera ser finalmente eso: un reto a escribir sobre algo que tal vez no se me hubiera ocurrido o algo que no me es tan familiar.

Lo particular y específico no debiera verse como una limitante; al contrario, abre posibilidades, ofrece perspectivas, puntos de vista, se revalora un hecho, un acontecimiento o, en este caso, una fecha.

Si nos ponemos a reflexionar sobre cuántas convocatorias de terror se realizan en cuanto a literatura en México, nos sobrarán dedos y manos. ¿Cuántas conocen ustedes? Y las pocas que hay, o se quedan entre cuates y participan los mismos de siempre o la temática es tan general y tan abierta (como pretexto de que el autor goce de toda la libertad del mundo) que termina por caerse en relatos repetitivos, se copian unos a otros o simplemente los cuentos resultan tan mediocres y malos que los editores y convocantes optan por cancelarlas.

Los escritores Daniel Pérez, Ricardo Rincón Huarota y Alberto Vizcarra acompañaron a Castañón en la presentación de “Necrópolia”.

Los escritores Daniel Pérez, Ricardo Rincón Huarota y Alberto Vizcarra acompañaron a Castañón en la presentación de “Necrópolia”.

Eso le pasó a una autoridad en literatura fantástica mexicana cuyo nombre no revelaré porque me pidió guardar el secreto.

En este sentido, el Día de Muertos debiera ser algo más que una fecha para celebrar. Que no sea solamente una ocasión en que se pongan ofrendas, que sea algo atractivo para la gente y que se deje de ver la fecha como algo aburrido y sin sentido. Aunque no lo crean, mucha gente lo ve así.

La imposición de lo cotidiano, del avance tecnológico, el uso de la lógica y el sentido común acaban con aquella inocencia de la niñez en la que creíamos que realmente pudiera haber fantasmas, hombres lobo y vampiros acechándonos en la oscuridad.

“Necrópolia”, en ese sentido, otorga el beneficio de la duda para quienes quieran dejarse llevar y para quienes siguen creyendo en ellos.


“Necrópolia’ es también para aquellos adultos que creen que las criaturas que pueblan el lado oscuro”


Asimismo, “Necrópolia” es también para aquellos adultos que creen que las criaturas que pueblan el lado oscuro de la humanidad no se cierran a una moda ni tampoco obedecen a una mercadotecnia dirigida para públicos infantiles y juveniles. Visión reduccionista, pobre y miope del terror.

Lourdes Castañón cursa la maestría en Literatura Mexicana Contemporánea.

Lourdes Castañón cursa la maestría en Literatura Mexicana Contemporánea.

O si no, díganme: ¿qué tiene de infantil Drácula o Frankenstein? Ambos personajes (que son parte ya del inconsciente colectivo) entrañan dilemas y cuestiones que nada tienen que ver con sustitos a media noche ni con espantar a niños traviesos y revoltosos. Es una lástima que se valgan de estas figuras para ello.

Otro factor que le hace daño a la literatura de terror es que hay quienes piensan que ya todo está dicho, que tanto zombies, como vampiros, como fantasmas son temas agotados, que no hay nada nuevo qué decir de ellos, que no tienen más que ofrecer.

Tal vez deberíamos voltear a otras latitudes, como el caso español que mencioné anteriormente y que los escritores (los verdaderos) se arriesguen y se atrevan a cosas inexploradas que sí las hay.


“El terror es el más generoso de todos los géneros por una simple y sencilla razón: permite todo y no se verá o se leerá mal. No tiene límites, tolera que lo sobrepases, que lo manipules, que lo manejes a tu antojo y el resultado puede ser inesperado y sorprendente”


En el Foro Gustavo Sainz de la XV FILse presentó “Necrópolia”.

En el Foro Gustavo Sainz de la XV FILse presentó “Necrópolia”.

Alguna vez, un querido y estimado maestro, gran conocedor del género me dijo lo siguiente: el terror es el más generoso de todos los géneros por una simple y sencilla razón: permite todo y no se verá o se leerá mal. No tiene límites, tolera que lo sobrepases, que lo manipules, que lo manejes a tu antojo y el resultado puede ser inesperado y sorprendente. Ya basta de autores autocomplacientes. Ya basta de los mismos círculos y élites. Ya basta de mujeres fatales que llevan al protagonista a la locura o la muerte. “Necrópolia” pretende darle la vuelta a todo eso y darle un renacer y un aire fresco a la literatura de terror en México.

A la antología la integran 14 cuentos de 14 autores mexicanos cuyo tema principal es la festividad del Día de Muertos.

A la antología la integran 14 cuentos de 14 autores mexicanos cuyo tema principal es la festividad del Día de Muertos.

> De las Entrañas de “Necrópolia”

 

“Necrópolia” es una ciudad mortuoria, una tierra que brota de un gran abismo sólo en Día de Muertos. Surge cual monstruo oscuro, hambriento por infundir miedo y algo más en los vivos.

Es un ente lleno de calles, laberintos, senderos y en algunos de ellos hay una historia qué contar.

La familia Charís, la única que practica el paganismo en un pueblo católico, sufre la pérdida de su miembro más joven: Salvador Charís. En venganza y mediante un pacto con la muerte, la catrina, carcomida y putrefacta, renacerá y correrá triunfante mientras rememora su pasado europeo en pos de los músicos asesinos del niño Charís.

ghost


“Y qué tal la historia de Samuel Equigua, un niño que jugaba con Kiev, a quien admiraba fervientemente y lo obedecía en todo, incluso en asesinar para robar almas. El desconcierto nos sorprende cuando nos topamos con que Kiev nunca existió”


Y qué tal la historia de Samuel Equigua, un niño que jugaba con Kiev, a quien admiraba fervientemente y lo obedecía en todo, incluso en asesinar para robar almas. El desconcierto nos sorprende cuando nos topamos con que Kiev nunca existió. Se revela entonces la psicosis de un niño que se manifiesta en una celebración como el Día de Muertos donde además, en algún lugar del Inframundo, cuatro personajes hablan de la condenación eterna de Samuel por cometer semejante acto: Mictlantecuhtli, el diablo, un perro negro (lacayo de aquél) y Miguel el arcángel.

Otras historias salen de las entrañas de “Necrópolia” en esta fecha tan especial: un detective anda a la caza de un asesino furtivo que hace sus estragos cuando el calendario, cual reloj terrible, marca el comienzo del otoño. O la historia de Adam, un europeo que viaja a México en Día de Muertos y vive una aterradora experiencia cuando se da cuenta de que unas personas extrañas se reúnen alrededor de su ventana y sólo están ahí parados, viéndolo a él, sin hacer ruido ni movimiento alguno, el horror aumenta cuando se da cuenta de que cada vez más llegan personas y hacen lo mismo. El final será algo inesperado.

El escritor Ricardo Rincón Huarota.

El escritor Ricardo Rincón Huarota.

O la historia de Gustavo, un publicista exitoso, rockero, amante de la tecnología que se ve envuelto en una maldición familiar y vivirá una experiencia tan traumática que lo marcará de por vida. O la historia de Ernesto López, un empleado abusivo que se aprovecha de sus compañeros para robarles ideas y así ascender en el trabajo. Pero no cuenta conque Adán Cienfuegos, el nuevo empleado, se vengará de él de la manera más horrible y espantosa justo en Día de Muertos, invocando a un ser de oscuridad, porque también en Día de Muertos no sólo regresan espíritus blancos, también los malvados se cuelan por la brecha que se abre entre vivos y muertos.

“Necrópolia” nos cuenta14 historias, todas ocurren en Día de Muertos. Algunas son de carácter folclorista porque rescatan los elementos típicos de la festividad (como la catrina, las ofrendas, la visita al panteón) y otras se inscriben más en lo urbano, en la transgresión y en lo subversivo.

El lector encontrará miedo, incertidumbre, muerte, sangre, angustia pero también desamor, humor negro, irreverencia, audacia y algo de picardía en esta antología totalmente independiente que reúne a jóvenes escritores mexicanos, preocupados por hacer una propuesta diferente en el ámbito del Horror/Terror en México tan trillado y agotado por personajes, lugares y temas repetidos hasta el cansancio.

“Necrópolia” sale de ese encasillamiento y en ella el lector ya no encontrará a los mismos de siempre cuando hablamos de antologías, cuentos o novelas de terror en México.

El escritor Alberto Vizcarra.

El escritor Alberto Vizcarra.

“Necrópolia” nos enseña que hay otros autores que están fuera de esas élites y que hay miles de cosas más por las cuales debemos estremecernos y temblar de pavor. También nos enseña a ver la muerte desde otras perspectivas y experimentar de forma distinta el Día de Muertos, que oscila entre lo profano y lo sagrado.

“Necrópolia”, como todo ente que acaba de nacer, es ingenuo, amable e inocente y le da cabida a todo, se cree todo lo que le dicen, está abierta a todo y recibe todo sin prejuicios de ninguna clase.

Esa inocencia la hace heterogénea y diversa, en ella no caben las poses los narcisismos ni egocentrismos tan característicos de la literatura fantástica y de terror que en México está en manos de unos cuantos.

“Necrópolia” es audaz, atrevida, pícara, transgresora, subversiva, sangrienta, humorística pero también nostálgica, amorosa, reflexiva y festiva.

ghost

> Una Fecha, Un Mundo

Algunos dirán que el Día de Muertos no tiene nada qué ver con el terror, otros pensarán que es sólo un pretexto, que los relatos bien pudieron suceder en navidad o semana santa o las fiestas patrias.

Lo cierto es que la fecha encierra todo un mundo de símbolos y significados que se relacionan con el más allá, con el mundo espiritual, con lo sobrenatural, con la muerte e incluso con la oscuridad.

Daniel Pérez participa en la antología con el cuento “TechnoPetiteMorte”.

Daniel Pérez participa en la antología con el cuento “TechnoPetiteMorte”.

Este último, lo podemos apreciar en aquella fiesta pagana de los celtas para quienes el mundo de lo oscuro no era para nada subestimado. Para esas personas existían los espíritus buenos pero también los malos y había que estar preparados para enfrentarlos.


“Es probable que aquella vieja tradición antigua se haya banalizado y reducido a ese consumismo llamado Halloween, erróneamente adjudicado a los gringos”


Es probable que aquella vieja tradición antigua se haya banalizado y reducido a ese consumismo llamado Halloween, erróneamente adjudicado a los gringos y que algunos mexicanos se niegan a celebrar por considerarlo mercadotecnia o simplemente por ser algo extranjero, SÍ, estas mismas personas que reniegan del halloween, ¿qué tal cuando llega diciembre? con mucha diligencia se disponen a colocar el árbol de navidad, que Santa Clos, que muñecos de nieve y demás… una tradición muy del extranjero. Vaya incongruencia del mexicano. Incongruencia que podemos aplicar en muchos otros aspectos de la vida en este país pero aquí estamos hablando de tradiciones y literatura.

Y ustedes se preguntarán, ¿qué tiene que ver Halloween con Día de Muertos? Tal vez nada, o tal vez todo. Ambas se celebran casi en la misma fecha, ambas celebran a la muerte, ambas aceptan que existe un mundo espiritual más allá del mundo material que nos rodea. Lo celebran claro, cada una a su manera.

Desentrañar el Día de Muertos es algo complejo, rastrear su origen y decir que tal o cual cultura lo engendraron es aventurado, nos atreveríamos a decir que puede ser el resultado de una mezcla de diversas culturas, no sólo española y prehispánica; quizá, tal vez, encontremos elementos o rastros de algunas otras culturas impensables y lejanas que ni imaginamos que están presentes en las ofrendas o en el baile de la muerte.

Porque en todos los rincones del mundo y en todas las épocas, desde que existe el hombre en la tierra, se ha celebrado a la muerte. Debatir y discutir este tema puede llevarnos horas, habrá quien tenga algunos argumentos a favor, otros en contra, pero eso poco importa ahora, porque del Día de Muertos se puede escribir no sólo antropología o historia, también se puede escribir literatura.

Literatura, sí, “Necrópolia”, aunque algunos lo duden, también lo es.


“En algunos cuentos se rompen convenciones y reglas de escritura y quien diga que eso no es literatura, está equivocado ¿o alguien es capaz de definir con precisión qué es y qué no es literatura?”


Algunos de los cuentos nos remiten a un poco de la literatura de la onda y a la obra de Amparo Dávila en cuanto al discurso y la forma de narrar. En algunos cuentos se rompen convenciones y reglas de escritura y quien diga que eso no es literatura, está equivocado ¿o alguien es capaz de definir con precisión qué es y qué no es literatura? El Dr. Vicente Torres Medina, una de las personas más estudiadas en literatura tanto mexicana como universal, nos pregunta quiénes somos nosotros para decidirlo.


“El horror es un género incomprendido, sin embargo es uno de los géneros más flexibles y tolerantes, permite las cosas más descabelladas, no tiene límites”


“Necrópolia” también es y pretende ser eso: un semillero, un lugar donde jóvenes entusiastas se forjen como escritores ¡y qué mejor que hacerlo con un género hasta ahora subvalorado como lo es el horror! Porque el horror es un género incomprendido, sin embargo es uno de los géneros más flexibles y tolerantes, permite las cosas más descabelladas, no tiene límites. En él, el autor puede hacer y deshacer cuanto se le antoje y no se verá mal, ya que por su naturaleza, es un género que todo el tiempo está rompiendo convenciones o debería hacerlo.

La editora y los escritores con ejemplares de “Necrópolia”.

La editora y los escritores con ejemplares de “Necrópolia”.


“Necrópolia”, por consiguiente, surge de esa necesidad de refrescar el terror en México”


“Necrópolia”, por consiguiente, surge de esa necesidad de refrescar el terror en México en una antología que hasta donde se sabe, es la primera que toca el Día de Muertos desde el ámbito fantástico/horrorífico, tal vez haya por ahí relatos aislados publicados en alguna parte, pero una antología como tal enfocada al 100% a esta fecha especial, difícil.

Celebremos pues Halloween o Día de Muertos imaginando, creando posibilidades, personajes y mundos y vivamos esta fiesta de forma diferente.

***

> La Edición

La edición corrió a cargo de Ediciones Lulú, es la primera edición (México, Octubre 2014), el prólogo es del maestro Ricardo Bernal (egresado de la SOGEM y escritor consagrado en el ámbito fantástico en México) y los autores son: Gloria Patricia Aceves Ramos, Ignacio Aceves, Hilda Cárdenas Amézquita, Enrique García, José Grim, Joel Gustavo, Iván López Flores (Lofi), Daniel Pérez Mendoza, Meinardo Ramírez Camarillo, David Ramírez Servín, Ricardo Rincón Huarota, Jorge Alfredo Santiago Villegas, Carlos Fernando Vega Esquivel y Alberto Vizcarra.

> Algunos Autores de “Necrópolia”

- Gloria Patricia Aceves Ramos:

Guadalajara, Jalisco, 1968.

R-GloriaPatricia-Relato

Es licenciada en Letras Hispánicas por parte de la Universidad de Guadalajara. Directora del grupo Polvo y Ceniza Teatro.

Es autora del libro de cuentos “Rosalía”, cuyo cuento principal aborda el tema de La muerte niña. Ha participado con poesía y narrativa en revistas literarias locales como “Papalotzin y Espiga de Papel”. En 2014 publica el libro de narrativa “Imágenes Derretidas”.

- Carlos Fernando Vega Esquivel

Chihuahua, 1984.

R-CarlosFernando-Relato

Estudió Ciencias de la Comunicación en la UNAM. Entre sus publicaciones como escritor están los relatos “La singularidad”, publicado en Hadas y duendes; una antología mexicana, El under ediciones. (México, 2011); “El artista”, finalista del concurso de minificción Telecápita. (2011), “La diva, la musa”, tercer lugar en concurso de relato hiperbreve y publicado en la revista Ketzalkoatl No. 49 (México, 2012), y otros cuentos para Penumbria, Editorial Saliva y Telaraña y Artgerust de España.

- Ricardo Rincón Huarota

Ciudad de México, 1963.

R-RicardoRincon-OK

Arqueólogo especializado en religión prehispánica. Su cuento “Calaveritas de azúcar”, fue uno de los ganadores del concurso “Escribe un cuento de terror”.

En 2014 el jurado del Concurso “Cuentos de futbol”, organizado por la editorial española Verbum, lo seleccionó como uno de los ganadores del certamen con el relato “El campeón”, obra donde el autor logra conjugar dos de sus pasiones: el futbol y las historias de terror. Dicho cuento forma parte de la antología “Cuéntame un gol. Cuentos de Futbol”.

- Alberto Vizcarra

Ciudad de México, 1980.

R-AlbertoVizcarra-Relato

Licenciado en Administración de Empresas por parte de la Universidad del Valle de México. Desde temprana edad tuvo inclinación hacia el arte y la literatura.

Su primer libro fue publicado en 1998 llevando por nombre “Instantes Eternos”, a los que le siguieron “Noches Melancólicas, Días de Éxtasis” en el 2000 y “Mundos Paralelos” en el 2006. Algunos de sus autores favoritos son J.R.R. Tolkien, H.P. Lovecraft, Edgar Allan Poe, George R.R. Martin y Stephen King.

Otros de los autores, como Iván López Flores (Ciudad de México, 1991), José Grim (Ciudad de México, 1998) y Joel Gustavo (Ciudad de México, 1980) son jóvenes autores que publican por primera vez y cuyos estilos son de lo más variado.

Mientras Iván López nos recuerda a Juan Rulfo por su estilo de narrar y por recurrir a ciertos elementos del Realismo Mágico, José Grim nos remite un poco a la fantasía de Tim Burton y Joel Gustavo tiende más hacia lo urbano y lo irreverente con algunos tintes de lo que fue la Literatura de la Onda.

Así, “Necrópolia” reúne diversidad de estilos y narrativas en torno a un solo tema: El Día de Muertos visto desde la ficción, desde el horror/terror.

> La Editora

- Lourdes Castañón Villagrán

Nacida en la Ciudad de México. Egresada de la carrera de Comunicación Social por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco.

F-LuCastanon-13Oct2015

 

Ha sido redactora, periodista, investigadora, escritora, publicista, editora y correctora de estilo. Ha dado cursos de Literatura de Horror en el Museo Británico Americano en México y en Cinespacio 24, lugar donde también ha realizado ciclos de cine del mismo género.

En Octubre del 2014 antologó, editó y publicó “Necrópolia”, Horror en Día de Muertos, una antología integrada por 14 cuentos escritos por 14 autores mexicanos cuyo tema principal es la festividad del Día de Muertos que cada 2 de noviembre se celebra en México.

La antología, bajo el sello independiente Ediciones Lulú, ofrece una nueva perspectiva en cuanto al terror literario en México al abordar una celebración tan emblemática para los mexicanos desde la fantasía y el terror.

Actualmente Lourdes cursa la maestría en Literatura Mexicana Contemporánea en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco en la Ciudad de México y ha impartido cursos sobre Literatura Latinoamericana, figuras retóricas y análisis de obra literaria en la Universidad Intercultural del Estado de Puebla.

 

***

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>